Laura Martinez Otón : «La radio rompió con la reclusión femenina relegada, en su mayoría, al hogar»

Laura Martinez Otón es periodista y doctora en comunicación. Dirije el Master de radio de la Universidad Nebrija en Madrid. Nos ha hablado del papel de la mujer en la radio.

1- Laura Martinez Otón ¿Cuántas mujeres dirigen medios de comunicación en España, y en particular de radio?

Si existe una estadística solo para España, yo la desconozco. Estoy preparando un artículo con dos compañeros investigadores y dentro de unos meses, podremos determinar el papel de la mujer en la radio generalista en España en los últimos veinte años.

La realidad es que, en la radio, las redacciones están llenas de mujeres. Somos mayoría, no en puestos directivos, de una manera directamente proporcional a las aulas de la Universidad. Somos mayoría aprendiendo y ejerciendo. En los medios, el último estudio que recuerdo es el de Reuters Institute, que hablaba solo de un 23% de mujeres directivas en medios internacionales. En ese estudio no estaba España. Todas estas cifras se quedan obsoletas rápidamente, de un año para otro, como las cifras que yo mencionaba sobre la radio. Los puestos directivos son más rotativos por la propia naturaleza del trabajo.

Lo mismo ocurre con las comunicadoras principales. Cada temporada, las radios introducen cambios de programación que afectan a esos números. Pero por lo que se observa, de una manera poco científica, es que seguimos siendo una escandalosa minoría.

2-¿Según tú, las cosas han cambiado un poco para las periodistas, estos últimos años?

Podrá haber algún cambio arriba o abajo en esas cifras, pero el movimiento no se percibe todavía como para hablar de cambio hacia la igualdad. Lo decía entonces y me reitero : todavía la mujer tiene muy desarrollada la responsabilidad de los cuidados familiares y no todas están dispuestas a tener que renunciar a su vida personal.

Es algo que no debería suceder si el mercado de trabajo y las ayudas a las familias fueran diferentes. La mujer tiene que elegir entre renunciar en lo personal o en lo profesional. El techo de cristal, por lo tanto, siempre está ahí. Das un paso atrás en los años de crianza de los hijos, pero luego, sabes que estás a mil para la empresa. Cuando quieres volver a incorporarte para dar los mejores años de tu vida desde la experiencia y el reposo personal, no hay ya hueco en los puestos de dirección. Te has convertido en demasiado mayor y son ellos, los que se han adelantado a aceptar ese puesto que para ti, era incompatible con tu vida personal.

3- En un mensaje de LinkedIn del 2020, mencionas el libro de Bernardo Díaz Nosty « Voces de mujeres periodistas españolas del siglo XX » ¿Qué cuenta?

Es uno de los libros donde se hace el ejercicio de recoger la labor de nada menos 216 periodistas españolas, que han pasado inadvertidas en las universidades de comunicación, porque nunca se las ha tenido en cuenta por historiadores o investigadores. 

Habla de los logros periodísticos de cada una, poco reconocidos. Es algo habitual en todas las disciplinas en Literatura, Arte e incluso política. Para que te hagas una idea a propósito de la radio, yo en la carrera de Periodismo, nunca oí hablar más que de dos o tres nombres de mujeres emblemáticos en el medio. Y ha sido ahora que yo imparto la asignatura de radio, cuando me he empeñado en recuperar su memoria en las aulas, como me consta que están haciendo otros compañeros.

A mis alumnos les muestro la importancia que tuvo el trabajo de la mujer en la radio, hace ahora cien años de su creación. La radio rompió con la reclusión femenina relegada, en su mayoría, al hogar. Mujeres corajudas y emblemáticas comunicadoras, trabajaron en los inicios de la radio en 1924. En la España republicana. No solo eran voces para la publicidad o las radionovelas, sino que estaban al frente de programas : Teresa Escoriaza, Cristina Arteaga o Maria Cinta Balagué. Todas, al frente del primer magacín de la radio en Radio Barcelona. Es verdad, que era programación especial para mujeres con un contenido y corte que hay que entender en el contexto histórico, pero muchas intentaban romper moldes en la antena. Maria Ángeles Fernández García fue la primera técnico de sonido. La Guerra Civil cambió muchas cosas pero también, estuvieron trabajando codo con codo tanto en uno como en otro bando.

4- ¿Cuál es el perfil de tus estudiantes? ¿Sientes que con esta generación las cosas pueden cambiar para aceptar más mujeres como CEO o directoras?

Sigue siendo así. La mujer tiene muy desarrollado el perfil de la comunicación. La universidad tiene en las facultades de comunicación, mayoría de mujeres. La radio, los medios, son hijos de su tiempo y dependiendo de cómo evoluciona la sociedad.

Veo a una generación de mujeres obligadas a renunciar a su vida familiar porque no se hace compatible con la profesional. Y se podría hacer con programas de conciliación. Los jóvenes, cada vez, empiezan más tarde sus proyectos de vida personal con parejas como la maternidad. Pero, creo que el problema no mejora porque de nuevo la renuncia llega, aunque sea más tarde. Quizás, esta generación espera que a los cuarenta estés más asentada profesionalmente y no te vayan a dar la patada hacia abajo en vez de hacia arriba. Pero de momento, en los medios, no percibo ese interés por cambiar nada.

5- ¿Cómo romper el techo de cristal?

Nos tienen que acompañar! Yo siempre digo que tiene que haber una voluntad general. No se trata de enfrentar mujeres contra hombres, sino colaborar juntos. Porque ese techo de cristal, en muchas ocasiones, nos lo ponemos nosotras porque no queda otra. Empezando por igualdad de salarios entre hombres y mujeres, ayudas públicas y empresariales a la familia, cambios en las políticas de RSC en las empresas apoyando, de verdad, la conciliación. Necesitamos el apoyo de los hombres, los compañeros de trabajo, los jefes. Y las jefas, a veces, no es fácil. Ellos también, deben ser corresponsables en sus familias y decir que tienen que ir al médico con los hijos como nosotras o que ese día se tienen que quedar en casa cuidando de alguien a su cargo. Las reuniones se pueden hacer antes de las cinco de la tarde, organización del trabajo, se puede fomentar el teletrabajo para todos, como la pandemia ha demostrado. Ni mejores, ni peores, somos iguales y juntos sumamos.

6- ¿Utilizas el « Día mundial de la radio » o el 8 de marzo para hablar de las mujeres en la historia de la comunicación en España? 

Yo siempre, hablo de la radio en femenino. No hace falta que sea ningún día especial para acordarme de que el camino se recorre con muchos paso, a veces pasitos, no saltando de vez en cuando.

Introduzca tu dirección de correo electrónico y recibe nuevos artículos al ritmo que quieras.

Laisser un commentaire