Angela Ruiz Robles
Photo© CC0

Ángela Ruiz Robles: la figura en la sombra del libro electrónico

La española Ángela-Ruiz Robles es considerada la inventora del libro electrónico o e-book. No obstante, casi 50 años después de su muerte, sigue siendo una figura en la sombra dentro del ámbito tecnológico.

La Real Academia de la Historia de España explica que fue con sus patentes como se dio a conocer. La primera en 1949 por «un procedimiento mecánico y de presión de aire para la lectura de libros». Luego, en 1962, por «un aparato para diversas lecturas y ejercicios».

Ángela Ruiz Robles, contemporánea de Clara Campoamor y Carmen Conde

Nacida siete años después de Clara Campoamor y doce antes de Carmen Conde, Ángela Ruiz Robles sigue siendo una figura feminista española del siglo XX. Como guiño a la historia, Madrid rinde homenaje a Ángela Ruiz Robles y Clara Campoamor, asociándolas al nombre de una calle y a la estación de tren de Chamartín desde hace tres años.

Otra cosa que tienen en común estas dos excepcionales mujeres es la taquigrafía y la mecanografía, que ambas enseñaron, así como la escritura. Para Ángela Ruiz Robles, fue escribir libros técnicos, una actividad que puede haberle dado la (genial) idea de hacer atractiva la lectura de libros, gracias a un procedimiento innovador.

Una figura en la sombra de la informática, pero una genia de la invención 

Para describir la aparición de la primera patente propuesta por Ángela Ruiz Robles en 1949, la Real Academia de la Historia de España habla de presentar «por primera vez un sistema o mecanismo de accionamiento mediante simples pulsadores». Estos le permitieron «mostrar las lecciones o temas fragmentados de forma visual, interactiva y entretenida».

Pero, ¿qué ventajas existen en este invento revolucionario según la RAH? «Su facilidad de uso: su bajo peso, su volumen, así como la posibilidad de utilizar tintas luminiscentes para que se pueda leer en la oscuridad y un sistema de botones que equivaldría a los modernos hipervínculos». Añadiendo que «este libro podía hacerse en varios formatos y tamaños».

La institución española señala que Ángela Ruiz Robles recibió «numerosos premios por su trabajo de invención, tanto a nivel nacional como internacional». Sin embargo, añade que «su idea nunca vio la luz, (porque) la falta de financiación fue un obstáculo insuperable».

Atribuido en 1971 al estadounidense Michael Hart, la web El Diario destaca que fue la española quien «creó el primer prototipo de dispositivo electrónico». Una precursora con menos exposición mediática que la actriz e inventora del wi-fi, Hedy Lamarr, pero cuya creatividad y talento permiten ahora a millones de personas leer de forma diferente.

En forma impresa o electrónica, la historia de Ángela Ruiz Robles tiene que darse a conocer al público en general. Porque una figura en la sombra también tiene derecho a su parte de luz.

Deja un comentario