Salarée et autonomo
Photo© Pixabay, CC0

Ser asalariada y autónoma

Trabajar por cuenta propia y por cuenta ajena al mismo tiempo es legal en España. Como explica Marben Abogados, esta situación se conoce como «régimen de pluriactividad». Existe un requisito previo: estar dado de alta en el RETA (régimen especial de autónomos).

Otro punto, y no menos importante, mencionado por la web Asepyme es que hay que: «Asegurarse de que no haya ningún tipo de cláusula de exclusividad a la que tengas que renunciar. «Porque «trabajar como autónomo, sin informar a la empresa, es uno de los principales motivos de despido».

Las asalariadas y autónomas cotizan menos

Así, al combinar la condición de asalariado con la de autónomo, el trabajador puede beneficiarse de cotizaciones más bajas. Tal y como explica Ayudatpymes, oto portal dedicado a los emprendedores, los trabajadores «ya pagan por la actividad por cuenta ajena». Aquellos «que realicen varias actividades deberán, por tanto,  pagar una cuota por el RETA menor a la la que tendrían que pagar si fuera su única actividad».

Además, según Ayudatpymes, «aquellas personas que trabajen simultáneamente por cuenta ajena y por cuenta propia y coticen 12.739,08€ o más a la Seguridad Social, tienen derecho a una devolución del 50% de las cotizaciones dadas de alta en el régimen especial». 

Doble impuesto, pero también doble pensión

No obstante, tener un doble estatus no significa pagar sólo un impuesto. Marben Abogados insiste en que «se deben tributar los ingresos de los autónomos, por un lado, y los de los asalariados, por otro».

En concreto, la autónoma deberá pagar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Por otro lado, la empleada pagará únicamente el IRPF sobre sus rendimientos de trabajo.

El aspecto positivo de la doble condición está más relacionado con la jubilación. Ayudatpymes y otras webs especializadas lo recalcan: es posible combinar la pensión de autónomo con una actividad por cuenta ajena.

Así, será posible «cobrar el 50% de la pensión después de ser autónomo y seguir trabajando en una empresa» Pero para ello, «el pensionista activo debe haber alcanzado la edad de jubilación, no pudiendo ser esta anticipada o parcial». En cambio, si la persona deja de trabajar, recibirá «el 100% de la pensión correspondiente».

Aunque en España es legal trabajar como asalariado y como autónomo, hay que tener en cuenta todos los parámetros. Eso sí, con suficiente tiempo antes de adoptar las dos condiciones.

¿Te gustaría comentar esta doble condición con nuestros expertos?

Deja un comentario