Pedro Almódovar, féministe espagnol
Photo© CC0

Pedro Almodóvar: un cineasta amante de la mujer

Pedro Almodóvar cumple 72 años este 25 de septiembre. En una carrera de más de 40 años, el director ha creado retratos de mujeres tan complejos como únicos.

Casualmente, el 25 de septiembre de 2021 es también la fecha de clausura del Festival de Cine de San Sebastián. Tal y como indican los organizadores, el certamen «premia cada año los largometrajes sobre temas relacionados con el mundo de la mujer». Ya sean «dirigidas, interpretadas o escritas por mujeres… o por hombres cuyas películas muestren una especial sensibilidad hacia el mundo de las mujeres».

Chicas, mujeres y madres

Evidentemente, es en esta categoría donde el cineasta, Pedro Almódovar, se posiciona como cabeza de cartel. Procediendo por etapas. Haciendo un paralelismo con su propia carrera, que en cuatro décadas ha pasado de director prometedor a estrella internacional. Primero evocando a las chicas «Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón», luego a las mujeres «Mujeres al borde de un ataque de nervios» y a las madres «Todo sobre mi madre».

Es como si el hecho de haber nacido en el corazón de España le hiciera volver siempre al centro de sus preocupaciones: las actrices. Como si en cada década, el hombre y el director evolucionaran al mismo tiempo. Como si el antiguo empleado de la Compañía Telefónica Nacional tejiera el hilo de su Ariadna cinematográfica, según sus ciclos de actrices.

Carmen Maura, Victoria Abril, Marisa Paredes, Penélope Cruz…

En primer lugar, se encuentra la etapa de Carmen Maura en los años 80. Luego, Victoria Abril y Marisa Paredes una década más tarde, antes de la llegada de Penélope Cruz a mediados de los años 2000.

Actrices «fetiche» con nombres y apellidos simbólicos: Carmen como Carmen Conde, Victoria que suena como una victoria de la democracia sobre la dictadura franquista. Sin olvidar a Penélope y Cruz. El primero, un emblema mitológico de la lealtad, a un cineasta en este caso. Y el segundo, como la cruz vinculada a la religión que tanto marcó la infancia de Almodóvar.

Todo sobre su madre

El niño, al igual que el adulto, seguiría obsesionado con una madre omnipresente, tanto fuera como dentro de la pantalla. Esta también era actriz. Una madre que, según el periódico suizo Le Temps, le habría dicho una vez: «Te llamas Pedro Almodóvar Caballero. ¿Qué es eso de solo Almodóvar?”.
 

Caballero, que podría tener la connotación de «señor» o, en un estilo más literario, «cabalgador» o «jinete». Una definición muy masculina, mientras que Pedro Almodóvar nunca ha dejado de rendir homenaje a las mujeres.

La presentación de su última película («Madres paralelas») en el Festival de Venecia a principios de septiembre refuerza esta convicción. ¿A la espera quizás del estreno de una película dedicada al retrato de una mujer empresaria? Viniendo de un pintor de emociones que siempre ha entendido su tiempo, esto no sería para nada sorprendente…

Deja un comentario