Quel type de TVA et pour qui ?
Photo© Pixabay, CC0

¿Qué IVA aplican los autónomos?

Aunque sólo existe un estatus de autónomo, en España se siguen aplicando varios tipos de IVA. Para los nativos o expatriados, a veces puede parecer complejo orientarse en la vorágine de tarifas propuestas para los distintos productos.

Lo único cierto es que, desde el 1 de septiembre de 2012, el tipo impositivo general ha pasado del 18% al 21%. Este tipo se aplica a los envíos, adquisiciones intracomunitarias o importaciones de bienes, así como a las prestaciones de servicios, sin olvidar el suministro de bienes.

¿Un tipo general único del 21% y varios tipos reducidos?

En el caso de los envíos, las adquisiciones intracomunitarias o las importaciones de bienes, hay muchos productos que están sujetos a un tipo de IVA del 21%. Entre ellos se encuentran los locales comerciales, el tabaco, las bebidas alcohólicas, los cosméticos y los productos de higiene.

Sin embargo, también hay tipos de IVA reducidos del 10% y «superreducidos» al 4%.  El primero incluye servicios de transporte y hoteleros, entre otros. El segundo incluye productos básicos como el pan, la fruta y las verduras, así como los medicamentos.

Varios tipos de IVA aplicables

Como explica la web de Autónomos y emprendedores, además de los tipos impositivos, se aplican varias categorías de IVA.

Para el régimen general del IVA, «el tipo correspondiente repercutirá en los clientes en función del valor del producto o servicio, salvo que estén exentos del impuesto». Asimismo, los proveedores deberán repercutir el IVA correspondiente (…)«. 

En cuanto al régimen simplificado, la web de Autónomos y emprendedores señala que «se aplica a las actividades que tributan en la estimación objetiva del IRPF«.

En cuanto al régimen de devolución mensual, «desde 2009, los autónomos y todo tipo de empresas pueden solicitar la devolución del IVA al final de cada período de liquidación«.

También existe un régimen especial con criterios de tesorería. Este permite «a los autónomos retrasar el devengo del IVA y, en consecuencia, la declaración y el registro del IVA repercutido a los clientes hasta que el cobro de las facturas sea efectivo». 

En definitiva, para desarrollar su negocio, el autónomo puede contar con un amplio abanico de tipos de IVA y de regímenes estructurados. Un arsenal indispensable en vista de las numerosas actividades asociadas a esta condición de trabajador.

Quieres hablar des estas formalidades con nosotros ?

Introduzca tu dirección de correo electrónico y recibes nuevos artículos del webzine, al ritmo que quieres.

Deja un comentario