Quel statut choisir pour son entreprise en Espagne ?
Photo© Pixabay, CC0

¿Qué condición adoptar: autónoma en España o autoempresaria en Francia?

¿Es mejor mantener el estatus francés de autoempresaria (auto-entrepreneure) o adoptar el español de autónomo? Antes de asentarnos al otro lado de los Pirineos, pueden surgir varias preguntas.

Incluso cuando una persona acaba de obtener su NIE, el «número de identificación de extranjero» en España. Para la expatriada, este es el documento obligatorio como futura residente y empresaria.

Trabajar en España como microempresa

Aunque la decisión de seguir siendo autoempresaria pueda parecer fácil en un primer momento, hay que dar otros pasos además de los ya dados.

momento, hay que dar otros pasos además de los ya dados.

Como explica la página web del Portal auto-entrepreneur, la expatriada deberá primero «mantener un domicilio en Francia». Una vez validado este, tendrá que «informar a la CFE de este cambio» cumplimentando» el formulario P2-P4 de cambio de actividad, en el apartado dedicado al cambio de domicilio».

Según el Portal auto-entrepreneur, todavía es posible crear una autoempresa desde el extranjero. Para ello, primero se exigirá rellenar el “formulaire P0 micro-entrepreneur” (Formulario P0 para microempresarios).

Trabajar en España como autónoma

Por otro lado, para quienes deseen abrir su propio negocio en España, existen otros organismos disponibles.

Tal y como señala Seguros Autónomos, «hay que acudir a la Tesorería General de la Seguridad Social y darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. A continuación, «es necesario cumplimentar el formulario TA0521 e indicar la mutua elegida para cubrir el riesgo por enfermedad o accidente laboral».

La web no olvida mencionar que la otra entidad a la que hay que dirigirse es la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Esta última proporcionará los «modelos 036 o 037», en función de la ocupación de la autónoma.

Este será también el momento de concretar la actividad que se va a realizar, «aportar los datos de la empresa y elegir el régimen fiscal. También será necesario inscribirse en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores». 

Autoempresaria o autónoma: ventajas e inconvenientes

¿Convertirse en autónoma en España o seguir siendo autoempresaria en España? Si hay que hacer la pregunta, esta tendríamos que plantearla antes de la expatriación. Para que no te pille desprevenida una vez que estés en España, pero también y sobre todo para no aparecer como «fuera de la ley» a ojos de la administración encargada del expediente.

Por eso es importante sopesar los pros y los contras. La autoempresaria puede, por ejemplo, beneficiarse del Acre, que permite una exención parcial de las cotizaciones a la Seguridad Social. Por otro lado, durante al menos un año, cualquier nuevo autónomo sólo tendrá que pagar una tarifa plana mensual de 60 euros a la Seguridad Social.

La parte «negativa» de estas medidas es que, en teoría, son temporales, así que, en caso de ser empresaria, tienes que tenerlo muy cuenta. En particular, deberás asegurarte de tener suficiente liquidez.

Elegir entre autoempresaria o autónoma no es tarea fácil para las futuras expatriadas francesas que deseen crear su propia empresa. Para ello, es importante sopesar los pros y los contras y, sobre todo, inscribirse en el organismo responsable de nuestro estatus.

¿Quieres hablar de tu estatus con nosostros?

Introduzca su dirección de correo electrónico y reciba nuevos artículos de webzine al ritmo que desee.

Deja un comentario