Déposer sa marque en Espagne
Photo© MichaelGaida, Pixabay, CC0

Registro de marcas: ¿por qué registrar y cómo hacerlo en España?

La creación de una empresa en España implica a veces la protección de la marca mediante un registro oficial. Como es el caso del INPI en Francia. Y en este sentido, España no es una excepción a la regla. Registrar nuestra marca es necesario para evitar sorpresas desagradables.

En primer lugar, es indispensable elegir el nombre que se asociará a la empresa. La comunicación y el sentido común son esenciales.

Como señala el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual de Francia: «Una marca comercial tiene un significado. Distingue un producto o un servicio de otro». Además, el INPI añade que «es una fuente inagotable de valor». Y que «por lo tanto, es aconsejable pensar cuidadosamente en su concepto y su nombre antes de lanzarse». Atención al dato, empresarias.

Registrar nuestra marca en la Oficina española de patentes y marcas

Al otro lado de los Pirineos, los empresarios y propietarios de negocios pueden solicitarlo a la Oficina española de patentes y marcas. El equivalente español del Inpi.

Así, para registrar una marca o un nombre comercial, la organización ofrece asistencia en forma de manuales. También ofrece un vídeo explicativo para cualquier solicitud electrónica, con un descuento del 15% si se realiza la solicitud a través de este canal. La página web de Ayuda T Pymes revela que el responsable de una PYME puede recibir una subvención al registrar una marca.

Esto es esencial dado el coste de registro que exige la OEPM para una marca o nombre comercial: aproximadamente 144 euros para la primera clase solicitada y 93 euros para las siguientes. Y considerando el número de clases de bienes o servicios que se registran:45.

La OEPM añade que «para mantener estos derechos, las renovaciones deben hacerse cada diez años. El importe de estas tasas se actualiza anualmente mediante la Ley de Presupuestos Generales del Estado (…)».

Como explica Info autónomos, es práctico proteger el nombre de la empresa o del producto para «evitar que la competencia se lo lleve»

Ciertos sectores exigen la protección de la marca

La página web insiste en que «es especialmente práctico realizar estos registros en actividades como el diseño de moda, la joyería o la producción alimentaria». También las «empresas con perspectivas de franquiciar o crear cadenas en el futuro». Otras, como las agencias de viajes, están obligadas a hacerlo por la normativa específica que regula su actividad.

Copyright, sociedad europea de registro de derechos de autor, señala que en España y Francia «el registro puede hacerse a nivel nacional». Es decir, «sólo en el país de origen».

Lo que significa que, antes de iniciar algo en este sentido, la futura expatriada debe tener en cuenta este punto esencial. O puede contactar a un country manager. Porque, como nos recuerda Info autónomos, existen varios conceptos: marca, nombre de empresa e, incluso, nombre del dominio para las webs.

En definitiva, el registro de una marca es esencial para todas aquellas nuevas empresas, lo que indica que es importante saber desde el principio qué significa registrar una marca.

Introduzca su dirección de correo electrónico y reciba nuevos artículos de webzine al ritmo que desee.

Deja un comentario