Louer en Espagne lorsque l'on est entrepreneure et expatriée
Photo© Pixabay CC0

Alquilar en España como empresaria y expatriada

Para alquilar un piso o una casa en el país en el que has elegido instalarte, hay que proceder por etapas. Incluso si eres empresaria, así que España no es una excepción a la regla.  Para ello, lo mejor es pedir consejo a familiares que sean expatriados o recurrir a profesionales del sector.

Una vez escogido nuestro país de destino, hay que encontrar el lugar ideal para trabajar desde casa con total tranquilidad y es aquí donde la búsqueda de un piso o casa se convierte en un verdadero quebradero de cabeza.  Sobre todo, si no hablas el idioma local y no estás familiarizado con la reglamentación.

El NIE, un documento obligatorio para el alquiler

El primer paso es la obtención del NIE, imprescindible para cualquier extranjero que tenga la intención de residir en España más de seis meses. Este número de identificación es necesario tanto para cumplir la ley como para tranquilizar a los propietarios.

Una vez obtenido el preciado documento, la futura residente podrá llevar a cabo su búsqueda con mayor serenidad, al igual que evitará cometer un error fatal al crear su empresa.

Recursos económicos para alquilar

Un documento esencial que exige otros. Sin un estatus empresarial o de trabajadora autónoma previamente establecido, la expatriada debe demostrar su buena fe a las autoridades.

Para ello, la empresaria debe confirmar que cuenta con una mutua sanitaria. En segundo lugar, desde el punto de vista financiero, debe tener al menos 5.500 euros en una cuenta bancaria.

Alquilar en Barcelona o Madrid: búsqueda similar, interlocutores diferentes

El otro aspecto a tener en cuenta es el geográfico. No sólo para la zona que la empresaria ha elegido, sino también y sobre todo, para la ciudad de acogida. En Madrid, la gente no busca de la misma manera que en Barcelona.

En la capital, por ejemplo, es posible tramitar un expediente en el ayuntamiento, en el Plan Alquila, o contactar directamente con un arrendador en páginas web especializadas, como Idealista, Habitaclia y Fotocasa… 

En Barcelona, sin embargo, se dará prioridad a las agencias.

En cualquier caso, esta es la opinión de Laure Condamine, una francesa especializada en reubicaciones que lleva varios años viviendo en la ciudad catalana.

Ayuda de un especialista para ahorrar tiempo

Para ayudar a sus compatriotas y a otros extranjeros, Laure Condamine se ofrece a ocuparse de todos los trámites por ellos. Un proceso que puede incluir «buscar un piso y releer el contrato y el inventario para recuperar la fianza en el momento de la salida». Precisando además que «en España, normalmente, no se realiza un inventario de los enseres del inmueble».

Un «pack» para gente que no tiene tiempo, que no conoce la ciudad o que no habla español. También incluye el certificado del domicilio que se solicita al ayuntamiento: el llamado empadronamiento. Algo que se exige en otras ciudades, como Valencia.

Alquilar en España no parece ser necesariamente «pan comido» para cualquier expatriada que desee llevar a cabo su proyecto empresarial, pero le parecerá más sencillo si se anticipa a las diferentes etapas. Para ello, nada mejor que pedir consejo a amigos y familiares que ya hayan vivido este tipo de situaciones… o a profesionales del país.

Deja un comentario