louer quand on est expatriée et entrepreneure n'est pas facile
Photo© Pixabay, CC0

¿Cómo alquilar un local si eres empresaria?

Alquilar un local comercial u oficina, con un perfil de expatriada y empresaria, puede ser un verdadero dolor de cabeza. Incluso si eres residente durante un periodo de más de seis meses. ¿Cómo hacerlo entonces?

Encontrar el lugar adecuado cuando se trata de empresarias, autónomas (o ambas) requiere preparar la búsqueda, si no, esta puede dar lugar a largos procedimientos, tanto a nivel administrativo como logístico. 

Lo que debes saber sobre el alquiler de tu local comercial

Desde el punto de vista administrativo, es importante conocer el proceso de antemano para dominarlo. En concreto, debes saber que, a diferencia de la compra, es posible deducir el alquiler en su totalidad, como revela la web de Autónomos y emprendedores. Pero la cuestión más difícil es tener en cuenta el coste del alquiler en relación con los ingresos generados por el negocio.

Por último, desde el punto de vista logístico, parece evidente que optar por una ubicación céntrica en una gran ciudad facilita las cosas. Sin embargo, hay que tener cuidado de no apostar por los barrios más acomodados, para no «inflar los precios» desde el principio. Lo mismo ocurre si eres una empresaria viajera: si tu lugar de trabajo está situado cerca de un aeropuerto o de una estación de tren, el tiempo ahorrado se corresponderá también con el dinero ahorrado.

Apoyo municipal a las mujeres empresarias para el alquiler

La ventaja de estar informado sobre España, y su ciudad de acogida en particular, sigue siendo un aspecto importante. Principalmente porque te permite conocer a las personas adecuadas: agentes inmobiliarios, asesores fiscales, organismos estatales o comunitarios, etc.

En todos los casos, las ciudades ofrecen ayuda a los futuros inquilinos. La Comunidad de Madrid, por ejemplo, ofrece poner los locales de la Agencia de Vivienda Social a disposición de las mujeres empresarias. También ofrece asesoramiento, apoyo y financiación para desarrollar el proyecto empresarial.

Regiones como Andalucía, en cambio, plantean otras soluciones como el coworking en lugares poco habituales (casas trogloditas, etc.). 

La ventaja de alquilar para empezar

Se trata de un apoyo útil para las autónomas y para las futuras directivas de empresas, ya que todavía hay muy pocas mujeres empresarias en España. «La ventaja del alquiler frente a la venta es que no supone un gran desembolso inicial si las cosas no funcionan como estaba previsto». Así lo expresó José María Alfaro, coordinador general de la Federación de Asociaciones Inmobiliarias (FAI) el pasado mes de mayo en la web Autónomos y emprendedores.

Con sede en Valencia, la FAI conoce mejor que nadie la importancia de empezar sin problemas: es decir, de iniciar un negocio a través del alquiler. Un mensaje especialmente dirigido a las empresarias francesas en España, así como a las mujeres españolas, cuya representación sigue siendo escasa a día de hoy.

Alquilar con un perfil empresarial requiere, en cualquier caso, una fuerte voluntad. Pero también, una organización adecuada y una red bien amueblada. Sin olvidar el elemento de la suerte, inherente a todo tipo de proyectos.

Introduzca su dirección de correo electrónico y reciba nuevos artículos de webzine al ritmo que desee.

Deja un comentario