Entrepreneuriat féminin en Espagne
Photo© Pixabay, CC0

Emprendimiento femenino en España: entre el progreso y la esperanza

El porcentaje de mujeres emprendedoras en España es el segundo más alto de Europa, por detrás del de Gran Bretaña, según un estudio de la Global Entrepreneurship Research Association. Sin embargo, hay que matizar este dato, ya que España sólo ocupa el duodécimo lugar del mundo en cuanto a emprendimiento femenino.

Según la encuesta de Statista del 19 de noviembre de 2020, España sólo contaría con un 6% de mujeres que inician un negocio, entre la población femenina en 2019. Una población cuyo rango de edad rondaría entre los 19 y 64 años.

El emprendimiento femenino español, muy por detrás de América Latina

El bajo porcentaje español y su clasificación en el mundo demuestran que los españoles aún tienen trabajo por hacer. En comparación, Ecuador y Chile -los dos primeros países de la lista- poseen más de un 30% de mujeres empresarias…

Quizá podríamos ver en estas cifras una falta de confianza en algunas jóvenes empresarias, ya sean expatriadas francesas o españolas de otros lugares. O peor aún, ¿estaríamos hablando de un nuevo efecto del síndrome del impostor?

España lidera la paridad en Europa

No obstante, aún hay esperanza. El 22 de junio, la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias publicó una panorámica del emprendimiento en España. La Fedepe señaló que el país ha estado a la cabeza de la paridad en el entorno europeo en los últimos años. Nueve mujeres empresarias por cada diez hombres, frente a la media europea de 6 mujeres por cada 10 hombres empresarios. 

Otra nota optimista: el potencial existe entre las jóvenes, algo que demuestra la Toulouse Business School, introduciendo la mentoría entre antiguas y nuevas alumnas. La escuela barcelonesa prepara a las estudiantes para el mercado laboral y, por supuesto, para la paridad.

Conocida por su French Tech, la ciudad catalana demuestra una vez más que, con voluntad de crear, todo es posible. Las empresarias españolas saben exactamente lo que tienen que hacer para avanzar a escala mundial.

Deja un comentario