Payer son impôt en Espagne
Foto© Pixabay, CC0

Los impuestos en España

Expatriadas que acaben de aterrizar en España o que ya se encuentren residiendo en el país, nadie se libra de la normativa sobre retenciones obligatoria y, al igual que en Francia, es en primavera cuando se efectúa la declaración de los ingresos y el pago de sus impuestos.

Cuándo y cómo pagarlos

El calendario de la declaración de 2021, correspondiente a los ingresos percibidos en 2020, se extiende desde el 7 de abril hasta el 30 de junio.  Es en esta fecha cuando el pago puede efectuarse de dos formas: en un solo plazo o en dos:  el 60% el 30 de junio y el resto el 5 de noviembre de 2021. 

En Francia, la fecha límite para presentar la declaración de la renta depende del departamento de residencia, pero en España el calendario es el mismo para todos. 

Para la contribuyente, sea o no administradora de una empresa, residir en España significa también estar sujeta a las mismas obligaciones.  La única excepción, debido al cambio de país, si la contribuyente tiene que declarar en España algunos ingresos percibidos en Francia, es la doble imposición que podría resultar de su declaración. Esta debería ajustarse según el convenio fiscal establecido entre ambos países.

Particularidades de ciertas regiones

Para abonar los impuestos en España, hay que residir en este país al menos 183 días al año.  España es un país en el que la imposición es más reducida que en Francia, al menos en lo que respecta al impuesto sobre la renta y al impuesto de sociedades.  No obstante, hay que tener en cuenta algunas excepciones, como es el caso de los impuestos locales que se aplican sobre los inmuebles.

Por último, si algunas regiones como Baleares y Canarias ofrecen la posibilidad de beneficiarse de ventajas fiscales, otras como Ceuta y Melilla poseen sistemas fiscales excepcionales.

Aunque en algunos aspectos existen similitudes con Francia, España tiene sus propias particularidades en materia de declaración y pago de impuestos.  Como cualquier persona que pone los pies en un nuevo territorio, es necesario informarse sobre este asunto para que la expatriada se integre perfectamente en su país de acogida cumpliendo con este deber cívico.

Deja un comentario