Julie Plottier, fundadora de la agencia inmobiliaria Withfor
Foto© Withfor

Julie Plottier: “Soy francesa, expatriada y he creado la primera agencia inmobiliaria ética en España”

Julie Plottier es expatriada en España desde hace 30 años. Para ella, fue una elección obvia crear su empresa en el país que la ha acogido, pero también en el sector inmobiliario en el que lleva trabajando varios años. Para Julie, la urgencia era de actuar desde la empresa para tener un impacto positivo en la sociedad. Así que, apostó por una inmobiliaria ética y responsable con el medio ambiente.

1- Julie, ¿por qué ha decidido crear una agencia inmobiliaria ética en España? ¡Es un concepto muy disruptivo!

¿España? Simplemente porque es mi segundo hogar. Vivo en Barcelona desde hace más de 30 años [sonríe]. Me enamoré de esta ciudad y cada día sigue nutriéndome e impresionándome. Al final, estaba claro que tenía que comenzar mi proyecto aquí. Un proyecto que quería que casase con mis valores, porque no sé trabajar de otra forma. Asi  nació Withfor. [sonríe].

Quería un proyecto ético, responsable y solidario. Con Withfor, no nos dedicamos a la innovación empresarial, sino a la innovación de los servicios. Volvemos a situar a las personas en el centro de la experiencia del cliente. Básicamente, cuidamos a nuestros clientes como nos gustaría que nos cuidaran a nosotros. Para ello, contamos con un código ético que garantiza el compromiso de nuestros empleados al 200%. No por obligación, sino por el deseo de hacerlo. Y, sobre todo, Withfor nació del deseo de tener un impacto positivo en la sociedad, de aportar nuestro granito de arena.

2. Así que, si he entendido bien, su objetivo es finalmente poner al ser humano en el centro de sus preocupaciones. ¿Qué la diferencia del resto de agencias inmobiliarias?

Nuestra diferencia es que realmente escuchamos a nuestros clientes, les prestamos atención y los cuidamos. En España, por desgracia, la profesión de agente inmobiliario no está muy bien regulada por la ley y son los clientes finales los que más sufren, por la falta de información.  Las ventas o alquileres se realizan a cualquier precio. No importa la situación personal y financiera de los clientes. Se trata de una verdadera industria, en la que estos últimos sólo son números desafortunados.

No quería esto en mi agencia. Aquí, nos tomamos el tiempo necesario para comprender las necesidades de nuestros clientes (compradores, inquilinos o vendedores), mediante un trabajo de fondo. Luego nos adaptamos a su situación personal. Y eso significa escucharles de verdad. Eso es lo que hace que nuestro proceso sea totalmente benévolo.

Además, somos muy transparentes durante todo el proceso, facilitando toda la información relativa al inmueble. Si se trata de una venta, nuestros clientes saben que los vendedores son los que abonan nuestros honorarios, lo que tampoco nos impide establecer una relación de confianza con ellos.  Saben que trabajamos en su beneficio y que nos esforzamos por crear una situación en la que todos salgan ganando, tanto ellos como los vendedores. Todo nuestro trabajo se basa en una neutralidad inquebrantable.

3. Creemos que su empresa tiene un verdadero objetivo social. ¿Hay también un objetivo solidario?

¡Claro! Al final, lo que importa en nuestra profesión, es el trato con las personas. Me ocurre mucho que antiguos clientes me envían correos electrónicos para que les asesore sobre determinados temas y, aunque ya no sean nuestros clientes «activos», me tomo el tiempo de responderles.  En mi opinión, esto forma parte de mi trabajo como agente inmobiliaria. Por eso me gusta decir que vamos más allá del «simple» trabajo de agente inmobiliario.

Por otro lado, también quería ser solidaria con mi empresa. Por cada venta que realizamos, un porcentaje de nuestros honorarios se dona a un fondo solidario: The « Withfor Family ». Este fondo se utiliza para financiar una ONG en Barcelona que ayuda a personas con dificultades a encontrar una vivienda y a personas de la tercera edad a acabar con su aislamiento, compartiendo sus casas con estudiantes de forma gratuita.  A cambio, estos últimos  invierten parte de su tiempo en realizar pequeñas obras de interior, etc., porque en Barcelona tenemos un gran problema de precariedad. Algunas personas viven en condiciones deplorables, a veces incluso sin electricidad ni ventanas. Así que esta es una forma de ayudar a mejorar sus condiciones de vida.

Por último, otro punto importante para Withfor es que nos gustaría concienciar en ecorresponsabilidad y ecoconstrucción. Por el bienestar de todos y del planeta.

4. Es una forma bastante innovadora de hacer las cosas para una agencia inmobiliaria. Con Withfor, ¿no está rompiendo un poco los códigos de su profesión?

¡Absolutamente [sonríe]!  Rompemos los códigos y vamos más allá porque realmente queremos estar en la acción, más que en la comunicación. Creo que nos encontramos en una «lucha»: social, ética y medioambiental. Por eso solicitamos la certificación BCorp [sonríe]. Además de ser una gran guía de trabajo, es una certificación de renombre internacional. Es difícil de obtener, pero es necesaria porque apoyará nuestro discurso, consolidará nuestra posición ética y al mismo tiempo tranquilizará a nuestros clientes. ¡Esperamos tenerla este verano!

5. Si tuviera que dar un consejo a las mujeres que quieren emprender un negocio ético en España, ¿qué les diría?

Estar de acuerdo consigo mismas: no hay que dejarse «contaminar» por el miedo de los demás. Hoy más que nunca, tienes que dar sentido a tus proyectos y estar en sintonía contigo misma. Luego les diría que busquen todos los sitios y recursos éticos necesarios para su desarrollo. Actualmente, existen muchos de ellos en muchos sectores de actividad. Además, la Covid ha acentuado esta moda. ¡Que lo aprovechen!

Introduzca su dirección de correo electrónico y reciba nuevos artículos de webzine al ritmo que desee.

Deja un comentario