La apostilla, un documento esencial para crear su empresa en España
Foto© Pixabay, CC0

La Apostilla de La Haya: 3 cosas que debes saber

Si eres empresaria expatriada o tienes la intención de serlo, debes tener en cuenta que, para crear un negocio o empresa en España, hay que estar en posesión de ciertos documentos oficiales validados por un Tribunal de apelación francés. Este método simplificado de legalización de documentos se denomina comúnmente como apostilla y, sin dicho procedimiento, los documentos no podrán surtir efectos en el país de acogida.   A continuación te contamos 3 cosas que debes saber sobre la apostilla.

¿Qué es la apostilla?

Una apostilla es un certificado otorgado por una autoridad francesa con la finalidad de que un documento surta efectos en el extranjero. La emite el Tribunal de apelación en virtud de la aplicación del Convenio de La Haya de 1961 y esta únicamente verifica una firma, un sello o un timbre, no certificando la autenticidad del contenido del documento. La apostilla solo indica que el documento ha sido validado por las autoridades francesas y hay que tener en cuenta que no todos los documentos pueden pasar por este procedimiento.

Desde el Convenio Internacional de La Haya de 1961, la apostilla tiene como objetivo la utilización de documentos entre los países signatarios de este acuerdo, por lo que esta certificación de autenticidad solo es posible entre estos países. Eso sí, este trámite es completamente gratuito.

¿Qué documentos necesitan la apostilla?

La apostilla sólo es posible en determinados tipos de documentos, que pueden dividirse en 7 categorías.

  • Decisiones judiciales, por ejemplo, sentencias de divorcio;
  • documentos estatales franceses;
  • documentos firmados por letrados de la administración de justicia;
  • documentos firmados por ujieres de justicia;
  • documentos firmados por encargados del Registro Civil (por ejemplo, para los matrimonios internacionales)
  • documentos administrativos;
  • actas notariales, especialmente aquellas destinadas a las ventas inmobiliarias.

No obstante, no podrán ser apostillados los documentos firmados por agentes diplomáticos o consulares, ni los documentos propios de una transacción comercial o aduanera, así que te recomendamos tomar nota para no acabar solicitando un trámite innecesario.

¿Cómo se apostilla un documento?

Básicamente, una apostilla debe contener la mención «Apostille (Convention de la Haye du 5 octobre 1961)», así, escrito en lengua francesa. Su formalismo es muy preciso: 

  • La apostilla debe tener forma de un cuadrado de 9 cm de distancia;
  • en ella se incluyen 10 menciones obligatorias, tales como el país, el cargo del signatario, la fecha y la firma.

De esta forma, para obtener la apostilla, la empresaria expatriada tendrá que enviar su documento y un modelo de apostilla al Tribunal de apelación que corresponda. Recuerda que el lugar de residencia de la solicitante no tiene importancia, solo hay que tener en cuenta el lugar de expedición del documento.  A continuación, la apostilla será enviada por correo a su destinataria. Por último, para obtener un modelo de la apostilla y enviar los documentos a la sección correspondiente, solo hay que consultar la web del Tribunal de apelación.

Efectivamente, verificar la autenticidad de los documentos oficiales con la apostilla es un trámite necesario si queremos crear y establecer una sociedad en España. Sin este procedimiento, el Estado español no podrá tener en cuenta la creación de la empresa, con excepción de la condición de trabajadora autónoma, por lo que la apostilla es un paso obligatorio para todas las empresarias expatriadas.

Introduzca su dirección de correo electrónico y reciba nuevos artículos de webzine al ritmo que desee.

Deja un comentario